jueves, 13 de agosto de 2009

la palabra es WOW

¿Alguna vez se han topado con una situación que, para los ojos de cualquier otra persona pudiese parecer completamente mundana, corriente, sencilla o inclusive estúpida, pero que, a pesar de ello, a ti te ha provocado un fuerte shock?

Hace ya casi 4 años, me encontraba vacacionando con mi familia en las playas de Tecolutla Veracruz; era la primera noche que pasabamos en el lugar y uno de mis primos sugirió, a mi y a su hermano, que fuéramos a dar un pequeño paseo por la playa. Cabe mencionar que Tecolutla es un poblado que, a pesar de estar en crecimiento y comercialización, aún se encuentra un poco rezagado.
Una vez ahi y trás caminar un poco para alejarnos de las luces que iluminaban el acceso al hotel, se me ocurrió voltear hacia el cielo y entonces sucedió...
El paisaje más hermoso que estos ojos hayan visto jamás, un cielo completamente estrellado.
Y con ello no me refiero a las pendejaditas que las malditas luces citadinas nos dejan apreciar, NO, sólo el estar en un completo y absoluto negro te permite apreciar la belleza y grandeza del manto estrellado que cubre nuestras cabezas.
Durante 15 minutos contemplé con cara de idiota el cielo como jamás lo habia visto, todo lo que rondaba en mi cabeza se desvaneció y durante esa ventana de tiempo lo único que pude procesar fue lo diminuto que me sentía frente a tan majestuosa visión frente a mi...
Lo que hiciera culminar la experiencia fue el efímero e instantáneo paso de una estrella fugaz... no pude pedir nada más para terminar la experiencia...
Desde ese día, regresé de manera religiosa a la playa apenas se ponía el sol para poder repetir la experiencia... no lo logré... el clima decembrino creó la presencia constante de neblina lo cuál impidió que volviera a admirar el cielo de nueva cuenta, sin embargo, el recuerdo de aquella increible imagen viene a mi mente de vez en vez y no puedo evitar sentir cierta nostalgia acompañada de una timida sonrisa...

4 comentarios:

  1. Si, si me ha pasado que los lugares mas chidos generalmente estan perdidos en casa de la morondanga

    ResponderEliminar
  2. De cierto modo no esta tan mal... estan a salvo en el anonimato

    ResponderEliminar
  3. pues en la casa de su servilleta no hay tanto anonimato pero si lugares así, donde el cielo parece colcha con un putero de agujeritos. sabes? deberias investigar cuando hay lluvia de estrellas y por donde pasan para que te des el espectaculo de tu vida. es una chingoneria.

    ResponderEliminar
  4. es una de las cosas que más quiero presenciar con estos ojos, pero como lo dije antes, las pinches luces citadinas nada más no me lo permiten. Donde vives tu?

    ResponderEliminar