viernes, 31 de julio de 2009

Rock Band at the Ed Sullivan Show

Rock Band es un juego que se encargó de destrozar paradigmas en las industrias del videojuego y la música. Por primera vez, una pieza de divertimento digital puso al alcance de muchos mortales la posibilidad de sentirse, aunque fuese por sólo instantes, en una banda de rock.
El organizar a 4 personas tocando al unísono una pieza aplaudida y gritoneada por una audiencia de unos y ceros le ha puesto la piel chinita a muchos de los que lo hemos experimentado.
Pero, una vez que se ha logrado tanto con una pieza de hardware/software, cual es el siguiente paso lógico? El fusionarlo con una de las alineaciones musicales más exitosas, aclamadas y añoradas de todos los tiempos: The Beatles, parece lógico.

Quizá muchos de uds ya lo sepan, pero el 9 de septiembre del presente año, llega a los anaqueles de las tiendas el juego The Beatles Rock Band, el siguiente escalónn que Harmonix y EA Games decidieron erigir para llenar sus bolsillos de billetes verdes.
En lo personal y con tan sólo un par de videos disponibles acerca de este juego, no podrían estar qumándoseme más las habas.
Y como sólo una probadita de lo que está por venir, les dejo el intro del juego que, además de todo, resulta ser una animación increiblemente hermosa y sumamente atinada, un aplauso de pie a esta pieza!


lunes, 27 de julio de 2009

La mejor historia jamás contada


No sé exactamente cómo fue el principio de esta historia… las imágenes borrosas empiezan a aclararse hasta cierto punto donde puedo comenzar a recordar.

¿Era un lunes acaso? No tengo noción de la temporalidad, pareciera que viví en un plano donde tiempo y espacio dejaron de existir.

Sentado en mi butaca, en el auditorio del colegio esperaba… esperaba algo, no recuerdo lo que era. Súbitamente un brazo acercó un micrófono hacia mi y me pidió que diera a los demás presentes una breve charla sobre lo que para mí significaba ser estudiante. No entendí del todo el porque de tan súbita elección, pero aun así tome el micrófono y, tras unos segundos de reflexión, empece a articular mi propio y personal discurso sobre lo que era ser estudiante.

El tiempo corría, mis palabras inundaban el lugar con un eco que rebotaba en las paredes del amplio recinto. Algunas miradas distraídas, algunos oídos apáticos se rehusaban a escuchar mi inspirado discurso, pero entendí que eso era normal y que no debería alterarme por ello.

Después de algunos minutos de inspirada oratoria, pude terminar con una frase audaz mi espontáneo discurso el cual fue premiado con algunos aplausos al momento que dejé el micrófono para finalizar mi participación. Con gran alegría comencé a subir las escaleras del espacioso auditorio cuando repentinamente me topé con una persona muy especial, ese diamante en bruto que muchos suelen llegarse a encontrar en su vida. El objeto de mi afecto se acercó para darme un agradable y amistoso saludo y a su vez una felicitación por mi recién participación. Nuestra amistosa plática fue interrumpida súbitamente por alguien… ese extraño conocido del que oyeron hablar en mi peor historia jamás contada.

Mi hermoso diamante se separó de mi para ira a saludar a aquel fulano sin dar la menor importancia a mi presencia y a la increíble interrupción.

Un tanto frustrado, decidí dar media vuelta y así continuar mi camino fuera del auditorio, acompañado por mi resignación y por mi tristeza.

Segundos después de cruzar el patio de mi recinto escolar, volvió a aparecer frente a mi esa mujer hermosa que tanto alegra mi corazón.

Sin decir palabra alguna se acercó y me dio un abrazo cálido, tierno, hermoso. Acto seguido acercó su boca a mi oído para susurrar las palabras que cambiaron mi día por completo: “Perdón por lo sucedido, quiero estar contigo y eso es lo que importa”. Mi cuerpo abandonó este mundo terrenal para adentrarse en ese maravilloso lugar al que llamamos paraíso. Repentinamente me encontraba por encima de cualquier mortal y comencé a percibir esas pequeñas gotas de la dicha eterna que nosotros los humanos llamamos felicidad… felicidad infinita, felicidad que me elevó por encima de la tierra y me hizo darme cuenta que ese momento hacía que mi entera existencia valiera la pena.

Mis ojos se abrieron estrepitosamente y la imagen de mi hermoso diamante, mi hermosa mujer, desapareció de mi lado… fue entonces cuando comprendí que la mejor historia jamás contada había sido solamente un sueño.

Agradecí al cielo el que me dejara tener semejante experiencia… segundos después percibí el sabor a bilis producido por el coraje que me invadía al entender que todo había sido una ilusión.

No puedo esperar… ya quiero que llegue el momento de volver a dormir y quizá… quizá vuelva a cruzar las puertas del paraíso de la mano de esa mujer a la que tanto amo…

Sigo esperando… sigo esperando… pero sigo sin poder dormir.


Esto fue un texto que escribí hace algun tiempo para mi clase de "redacción"... tenia muy poco de que haber experimentado un suceso que, en particular, creó una ruptura en mi linea temporal, al punto de dividirla marcadamente en un "antes de, después de"...

Eso si, lo que acaban de leer, en la linea de lo posible, fue 100% cierto... al parecer el mundo de lo onírico suele confabular para hacernos pasar ratos dulces y amargos por igual.


saludos gente



p.d. si, la redacción está de la chingada, no me importa, fue hace ya un largo tiempo

martes, 14 de julio de 2009

MRH

mrh eyes

Por lo general en este blog suelo hablar de cosas como cine, videojuegos, ilustración y demás temas que giran dentro del contexto de mis gustos más clavados; sin embargo, pocas veces he usado este espacio como medio de desahogo personal.
El enamoramiento es un concepto sumamente fuerte, quizá, en cierta medida y en ciertos momentos, llegue a ser más intenso que el amor mismo.
El engatusarnos con una persona por la cual aún no existen sentimientos recíprocos y dejar que tan sólo un pequeño porcentaje de esta persona sea la que nos trae en la completa y absoluta pendeja, es una situación digna de un post bloggeril (sic).
Durante mis púberes andares por la secundaria, sucedió mi primer enamoramiento serio... digamos nivel CRUSH... no con algún miembro de la farándula, algún miembro inalcanzable de alguna familia conocida... no, una compañera de mi misma edad, tan parecida a mi como diferente en muchos y diversos aspectos.
¿Cómo empezó? Hasta yo tengo problemas para identificar momentos claves... pero si tuviera que apostar, me iría por su mirada: tan pequeña como cautivadora, con un ángel especial, el centro de ese rostro que me acosó tantas veces en mi joven cabeza; con una personalidad tremenda, seriedad aparente en la que se escondería un espíritu por demás desenfrenado.
Algo tan tonto como el sentirte nervioso por una presencia a escasos metros de ti llegó a mover una infinidad de cosas en mi vida, primordialmente emocionales... el por fin experimentar un poderoso deseo por llenar un evidente vacio en mi persona cambió mi vida por completo.
4 años... 4 largos años fueron los que tuvieron que pasar para poder asimilar esta etapa, poder entender, aceptar y digerir todas las cosas que sucedieron en mi interior por el simple hecho de estar enamorado de una persona que físicamente nunca estuvo junto a mí, pero a nivel idea, a nivel espíritu, a nivel humano, me llenó en tantos aspectos que ni siquiera me atrevería a enumerarlos.
Hoy en día puedo decir que la conozco mucho mejor, que somos, de cierta manera, amigos, que ya no tengo porque sentirme nervioso en su presencia, que ya no sufro de pena al encontrarme con su mirada, ya no siento un costal de mariposas en el estómago al sentirme cerca de ella... todo eso ha trascendido hacia algo más grande: Gratitud.
Gratitud por aparecer en mi vida, aunque fuese sólo como un fantasma, fue el proceso de conocer a la persona detrás de ese fantasma una de las experiencias más enriquecedoras a lo largo de mis 24 años de vida.
A sólo 9 extensos años de que iniciara aquella experiencia, te doy las gracias, aún cuando ni siquiera tuviste que mover un dedo.
Y a todos aquellos que se preguntan el nombre de la persona en cuestión, al menos por este medio, tendrán que vivir en la duda, por respeto a esa persona, me limito a dejar este humilde dibujo como testimonio de mi primer y más grande CRUSH... Saluti.

domingo, 12 de julio de 2009

Marvel v.s. DC

Vagando por las inmencidades de Youtube, me topé con esta serie de videos que indudablemente me arrancaron varias carcajadas. Emulando el estilo de los ya conocidos anuncions "I'm a Mac & I'm a PC" pero con una producción de 3 pesos, obtenemos una grán sátira sobre la última temporada del cine veraniego.
Chéquenlos, no se van a arrepentir