miércoles, 6 de mayo de 2009

Tamapain...


Era una tarde de julio del año de 1997, hojeaba mi nuevo número de Club Nintendo cuando me topé con un artículo que, en aquel entonces, me dejó frío. En éste daban a conocer un concepto que se volvería un gran hito en el mundo del entretenimiento virtual... los Tamagotchi. Mi joven mente de 12 años quedo completamente aturdida y desde aquel entonces mi gran obseión era conseguir una de esas mierdecillas. 2 meses después, despues de ir a comer a un Sangrons, quede shockeado al ver que los anaqueles ya contaban con esas mugres a la venta... pasaría solo una semana para convencer a mis padres de que me consiguieran uno.
Ahi comenzó todo, mi tiempo sería consumido de gran manera por una bolita de pixeles que se hacia notar apenas se le permitía... que si tenía hambre, que si queria cagar, que si queria jugar, que si se enfermaba... realmente se traba de un verdadero pain in the ass virtual, pero pocas cosas me hicieron más feliz. 23 días después, tras darle mis cuidados a un simpático gatito (o al menos eso parecia) hecho de pixeles y tras una secuencia un tanto lugubre, mi mascota virtual se convertiria en un angelito virtual que marcaría el final de sus días.... y a volver a comenzar de nuevo. Es increible la necedad y osciocidad que debía tener uno en esos entonces para dejarse consumir por un pasatiempo tan inútil y sumamente adicitivo y aunque reconozco que fue una gran pérdida de tiempo, también tengo que asegurarles que me trajo un gran satisfacción ser poseedor de ese huevito taaan molesto.

6 comentarios:

  1. no mancheees tamagotchiii era fan hasta entre clases lo cuidaba jajaja vaya que era pérdida de tiempo pero que feliz eraaa!!

    ResponderEliminar
  2. Ahhh recuerdo que se dio el mega furor por esas porquerías que hasta en la escuela la prohibieron... Gracias a Dios yo nunca tuve uno, siempre se me hizo una pérdida de tiempo jajaja

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca tuve uno, pero mi hermana si. Y como no la dejaban llevarlo a la escuela mi mamá se lo llevaba a su trabajo para que no se muriera jajajajajjaa

    ResponderEliminar
  4. jajaja yo tenia un como tamagotchi, pero era pikachu y te marcaba los pasos que dabas y podias jugar juegutos, despues me aburrio y le puse reset para darme cuenta tiempo despues que estaba muerto.

    ResponderEliminar
  5. Hey...

    Soy demasiado ruco para los tamagotchis. Sólo pasaba para saludarte y dejarte parabienes de parte de Rebeca, María and myself.

    Qué bueno que pronto vuelves a circular.

    ResponderEliminar
  6. yo tambien tuve un tamagotchi, la verdad que aunque fuera una perdida de tiempo nosotros eramos felices, me encantaba ver como mi mascota crecía...
    En fin...un buen pasatiempo y mucho más inocente que los de ahora.

    ResponderEliminar