jueves, 29 de enero de 2009

Pequeño gran planeta


El mundo de los videojuegos, hoy en día, nos ofrece un mundo estúpidamente grande de posibilidades, con cada día que pasa, esta industria traspasa barreras que antes ni siquiera podían concebirse; el cine y el entretenimiento digital se han fusionado de manera tal que los videojuegos poseen ahora equipos de producción y presupuestos tan grandes como los grandes hits hollywoodenses. Sin embargo, no puedo evitar regresar a mi infancia y recordar la simplicidad que ofrecían los juegos en aquel entonces... con unos pocos pixeles podían generarse horas y horas de entretenimiento sin tantas pretensiones como las que vemos en la actualidad. Pero, y he aqui el punto de este post, existen videojuegos que han logrado encontrar el balance entre la exquisitez visual que las tarjetas de video tan marranas que cargan las consolas de nueva generación nos ofrecen y los elementos sencillos y bien pensados del antaño mundo del NES.
Little Big Planet podrá parecer a priori una gran joteria... unos pinches monitos que parecen muñecos vudú felices quizá no sea del atractivo de todo el mundo, pero una vez que te sumerges en él te encuentras con una experiencia como pocas. No solo se ve asquerosamente bien, sino que esta dotado de una sencillez de la que pocos juegos pueden presumir, un soundtrack adictivo y melodioso (café tacvba, battles, alexander nevsky, jim noir, the noveltones, kinky, entre otros) pero lo que hace a este juego brillar como los blings blings que descansan en el cuello de 50 cent, es la capacidad que se le brinda a cada usuario de crear sus propios niveles con TODAS y cada una de las herramientas con las que este juego fue construido; es un tanto complejo al principio, pero una vez que te has acostumbrado a ellas, el potencial de diversión se multiplica de modo geométrico.
Si tienes un PS3 o estas pensando en adquirir uno pronto, realmente vale la pena que le eches un ojo, es uno de los mejores juegos que esta generación de consolas pudo ofrecer.
Orale, a jugar putos!

2 comentarios:

  1. Pues qué puedo decirte... aunque nunca he sido gran fan de los videojuegos, aún conservo mi nintendo gris de caja con el que tantas veces fui a la guerra o me sumergí en mundos submarinos, y aunque hoy en día me desestreso matando zombies en el WII o siendo rockstar con el Guitar Hero, realmente hay actividades que prefiero mil veces más que el mundo virtual...

    Escribes bien, aunque deberías releer tu texto cada que termines... ya sé, consejo no pedido... Por cierto! Espero que hayas disfrutado tu clase de 8 el viernes jaja

    ResponderEliminar
  2. hey mungui como le pongo la madre esa de SEGUIDORES a mi side bar????

    ResponderEliminar